Translate

viernes, 22 de enero de 2016

EL CAPITOLIO

PANORÁMICA DE LA ROMA ARCAICA. AL FONDO EL CAPITOLIO 
 EL CAPITOLIO Y EL ARX
El Capitolio se componía de tres partes: - al Norte, una elevación de 50 m., el Arx (que vemos en la imagen a la derecha)                                      
    - en el centro, una depresión
                                                              - en el Suroeste, otra elevación de 47,3 m.(el Capitolio)
  • En la elevación del Norte se encuentra la ciudadela, el Arx, y en ella se levantó el templo de Juno Moneta, nombre probablemente derivado de moneo, ya que la diosa, a través de los gansos, avisó a los centinelas cuando se acercaban los galos. En este templo se conservaban los "Libri Lintei", escritos sobre bandas de tela de lino y contenían las listas de magistrados, sobre todo cónsules. 
  •  (TITO LIVIO, 5.47  https://sites.google.com/site/adduartes/tito-livio ) 
    "Mientras estas cosas pasaban en Veyes, la Ciudadela y el Capitolio de Roma estaban en peligro inminente. Puede que los galos hubiesen visto las huellas dejadas por el mensajero de Veyes o que hubieran descubierto por sí mismos una vía de ascenso relativamente fácil por la escarpadura hasta el templo de Carmentis. Escogieron una noche en la que había un tenue rayo de luz y enviaron un hombre desarmado en avanzada para probar el camino; luego, llevando unos las armas de los otros cuando el camino se volvía difícil y apoyándose y empujándose entre sí cuando el terreno lo requería, llegaron finalmente a la cumbre. Tan silenciosamente se habían desplazado que no sólo pasaron desapercibidos a los centinelas, sino también a los propios perros, animales particularmente sensibles a los ruidos nocturnos. Pero no escaparon a la atención de los gansos, que eran sagrados para Juno y que estaban intactos a pesar de la escasez de alimentos. Esto resultó ser la salvación de la guarnición, pues su clamor y el ruido de sus alas despertaron a Marco Manlio, el distinguido soldado que había sido cónsul tres años antes. Cogió sus armas y corrió a dar la alarma al resto; dejándolos atrás, golpeó con el umbo de su escudo a un galo que había conseguido coronar la cumbre y lo derribó. Cayó sobre los que estaban detrás y les estorbó, y Manlio mató a otros que habían dejado a un lado sus armas y se aferraban a las rocas con sus manos. En ese momento ya se le habían unido otros y comenzaron a desalojar al enemigo con una lluvia de piedras y lanzas hasta que todo el grupo cayó sin poder hacer nada hasta el fondo. Cuando el escándalo se desvaneció, el resto de la noche se dedicaron a dormir tanto como pudieron en circunstancias tan inquietantes, pues el peligro, aunque pasado, aún les inquietaba.
    Al amanecer, los soldados fueron convocados por el sonido de la trompeta a un consejo en presencia de los tribunos, para otorgar las recompensas debidas a la buena y la mala conducta. En primer lugar, fue felicitado Manlio por su valentía, y recompensado no sólo por los tribunos, sino por todo el conjunto de soldados, pues cada hombre le llevó desde sus cuarteles, que estaban en la Ciudadela, media libra de farro y un quartario de vino [163,5 gr de harina de cebada y 0,1368 litros de vino.- N. del T]. Esto puede no parecer mucho, pero la escasez lo convertía en una prueba abrumadora del afecto que sentían por él, ya que cada cual quitó los alimentos de su propia ración y contribuyó con lo que le era necesario para vivir en honor de aquel hombre. A continuación, se llamó a los centinelas que habían estado de guardia en el lugar por donde el enemigo había subido sin que lo notaran. Quinto Sulpicio, el tribuno consular, declaró que se debía castigar a todos según la ley marcial. Desistió, sin embargo, de esta intención ante los gritos de los soldados, que estuvieron todos de acuerdo en echar la culpa a un solo hombre. Como no había ninguna duda de su culpabilidad, fue lanzado desde la cima del acantilado en medio de la aprobación general. Se guardaba ahora una vigilancia más estricta en ambos lados; por los galos, ya que se había sabido que los mensajeros pasaban entre Roma y Veyes; por los romanos, que no habían olvidado el peligro en que estuvieron aquella noche".

    En el Arx se encontraba también el auguraculum. Este era el lugar destinado para leer los augurios a través del vuelo de los pájaros y otras señales del cielo.

    • En el centro, en la depresión, según la tradición, Rómulo creó el Asylum. Seguramente este lugar era un bosquecillo sagrado,  o se localizaba entre dos bosquecillos (inter duos lucos, como dice Tito Livio), donde se refugiaban los fugitivos de las comunidades vecinas y donde se acogían al derecho de "asilo". Mas tarde, en el año 78 a. C., se levantó en las proximidades del lugar el archivo de la ciudad y de la Curia o tabularium, construído por Lutacio Catulo con lo que se resolvió el problema del desnivel entre el Capitolio y el Foro.
    • En la altura del Suroeste, el Capitolio, se localizaba el templo de Júpiter Optimo Máximo. Este templo era el más importante de la ciudad y se componía de tres partes dedicadas una a Júpiter, otra a Juno y la tercera a Minerva. Junto a él se encontraban los templos de Juno Regina y de Minerva y otra serie de templos levantados en épocas sucesivas. En la zona sur se hallaba la Roca Tarpeya, desde la que se precipitaba a los delincuentes y traidores.


    Desde el Foro se subía al Capitolio por tres zonas: 
        -  el clivus Sacer  (se denominan clivus los caminos que ascienden)
                                    -  el clivus Capitolinus era la continuación de la Vía Sacra. Llevaba al Capitolio y sus templos. Por esta vía subían los generales triunfadores.
                                   -  las Scalae Gemoniae, situadas junto a la cárcel mamertina, ascendían hasta el Arx.
    (http://www.romanoimpero.com/2013/10/centum-gradus-e-scalae-gemoniae.html) 





    ROCA TARPEYA

       La ciudad "fundada por Rómulo", la roma quadrata, se localizó sobre el monte Palatino, pero, poco a poco, fue extendiéndose a otros lugares cercanos; sin embargo, el Capitolio no formó parte de la primera federación hasta tiempos más tardíos. El Capitolio, como el Aventino, quedó fuera de los límites sagrados de la ciudad y tan sólo tenía en lo alto de la ciudadela (el Arx) el espacio consagrado para los augurios, el auguraculum. Este hecho hace pensar que esta colina, en sus primeros tiempos, era considerada territorio extranjero, pues los ejércitos cuando estaban en territorio extranjero también colocaban un espacio consagrado para los augurios. J. Bayet nos dice que la tradición lo coloca múltiples veces en el lado sabino y que en las listas sabinas de Varrón figuran los dioses Summanus y Términus (dioses de los relámpagos nocturnos y de los límites), que precedieron a Júpiter Optimo Máximo, sobre la colina y Veiovis y Saturnus ocupando históricamente la ladera.
       La tradicón romana afirma que fueron ocupadas estas colinas por los sabinos, aunque no se han encontrado evidencias arqueológicas, solamente una favissa (depósito votivo encontrado bajo la actual Protomoteca con restos del siglo VIII aproximadamente) atestigua que hubo allí uno o varios cultos. Por otra parte, entre la ladera meridional y el Comitium existe el topónimo Doliola (las jarras), cerca de la Cloaca Máxima, donde estaba prohibido escupir por motivos religiosos, y que podría tratarse de un campo de urnas de inceneración, pero su situación exacta es insegura.
        La arqueología nos muestra que ya en el siglo VII a.C. existían dos santuarios en los que se hallaron tanto objetos votivos como cerámica etrusca, pero el gran templo de Júpiter fue construido posteriormente, hacia el siglo VI a.C. y se atribuye a Tarquino Prisco, el primer rey etrusco. Este templo abarcaba los dos santuarios existentes con anterioridad: Términus y Iuventas que no pudieron ser trasladados. Según Tito Livio (Libro I), fue Rómulo quien fijó los límites del futuro templo de Júpiter cuando depositó los "mejores despojos", arrebatados en combate a un rey sabino, a los pies del roble sagrado que se encontraba en el mismo lugar.
       Desde un principio esta pequeña colina tuvo gran importancia religiosa, ya que primitivamente, según Festo, se le denominaba Saturnus mons, un dios agrario y celeste, probablemente procedente de Etruria, y que cerraba el año con festines para atraer los buenos augurios. Pero la importancia de esta colina no sólo fue religiosa sino también estratégica y aquí enlazamos con la leyenda sobre Tarpeya, la hija de Espurio Tarpeio, que traicionó a los romanos que defendían la altura en la guerra contra los sabinos y que murió allí mismo aplastada por los escudos de estos cuando intentó cobrar su recompensa (T.Livio, Libro I). Según algunos autores modernos, la leyenda de Tarpeya parece ser una invención basada en la existencia de una estatua que se erguía sobre una pila de brazos y representaba a la diosa tutelar de la colina, conocida antiguamente como el mons Tarpeius.
       Poco a poco se fueron levantando alrededor de los templos edificios, estatuas, más templos, pórticos, fuentes y toda clase de monumentos conmemorativos, que periódicamente se incendiaban y se volvían a construir. Se tiene constancia de que los hermanos Q. y Cn. Ogulnius, al parecer etruscos, en el año de su edilidad, 296 a.C., restauraron y decoraron el Capitolio con un umbral de bronce, vasos de plata para guarnecer tres mesas sagradas en la cella del dios y una acrótera de terracota que representaba a Júpiter en una cuádriga para reemplazar la que coronaba el templo bajo Tarquino el Soberbio.
       Tal llegó a ser la importancia de la colina que allí se celebraban las ceremonias oficiales, la investidura de los cónsules y en ella también terminaban los triunfos realizando un sacrificio.
       Con el tiempo el Capitolio fue considerado el corazón del imperio romano y en las colonias romanas se trataba de imitar el templo de Júpiter, Juno y Minerva, como representación máxima del culto del Estado, localizándolo en una altura, al modo del Capitolio, para que presidiera la ciudad.

    Para ilustrar un poco más se pueden ver estos videos ( https://www.youtube.com/watch?v=GS97w8x4fjI https://youtu.be/IjRtD9LNEa0)